Dios en el mormonismo

La creencia mormona enseña que Dios el Padre, Jesucristo, y el Espíritu Santo son tres personajes distintos. Los tres forman la Trinidad. Los tres están unidos en propósito: traer a los hijos de Dios de regreso a Su presencia. Dios el Padre y Cristo tienen un cuerpo perfecto de carne y huesos. El Espíritu Santo es un hijo espiritual del Padre, quien confirma la verdad. Los mormones se refieren a Dios el Padre también como nuestro Padre Celestial, por la creencia mormona que Él es el Padre de nuestros espíritus.

Salmos 82:6: “Yo dije: vosotros sois dioses, y todos vosotros hijos del Altísimo.”primera visión-mormona

El hombre fue creado a la imagen del Padre Celestial. Nuestro Padre Celestial se preocupa por cada uno de Sus hijos. Él los ama y quiere que regresen a Él. Para esto, el Padre Celestial requiere que cada uno de nosotros vivamos vidas ejemplares y sigamos las enseñanzas de Jesucristo. Es necesario aprender todo lo que podamos sobre la salvación y vivir rectamente.

Mateo 5:48: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.”

El mormonismo enseña que el Padre Celestial es el Padre de Jesucristo, quien fue enviado a la tierra para pagar el precio de todos los pecados de la humanidad. Si creemos que Jesucristo, se esforzó por vivir dignamente al obedecer los mandamientos del Padre, nosotros podemos ser salvos mediante el poder de Su Expiación que limpia nuestros pecados. El Padre Celestial es justo y misericordioso. Él ha diseñado un plan para nosotros para volver a Él. Los mormones se refieren a este plan como al plan de salvación. Mucha de la doctrina que se encuentra en el plan, fue revelada a través del profeta José Smith en los primeros días de la Iglesia Mormona.

Parte del plan de salvación es el requisito que uno debe tener un cuerpo para tener gozo en las eternidades. Los mormones creen que el cuerpo físico es un don del Señor, debemos cuidar de nuestros cuerpos si es que vamos a regresar a vivir para siempre con el Padre Celestial. Cuando José Smith vio al Padre y al Hijo en una visión, él describió al Padre de tener “un cuerpo de carne y huesos, tangible como el del hombre” (Doctrina y Convenios 130:22-23). Así, la doctrina mormona propone que el tener un cuerpo físico aquí en la tierra, nos prepara para ser un día como nuestro Padre en los Cielos.

oración-reverencia mormonaLo que los mormones creen es que Dios el Padre quiere saber de cada uno de nosotros diariamente mediante la oración. Nuestro mayor interés debería ser comunicarnos con Él, porque Él lo ha mandado y nos protegerá si somos obedientes.

Doctrina y Convenios 10:5: “Ora siempre para que salgas triunfante; sí, para que venzas a Satanás y te libres de las manos de los siervos de Satanás que apoyan su obra.”

Es creencia mormona que para cada hombre y mujer es importante saber que el Padre Celestial es verdaderamente su Padre y que Él conoce y ama a Sus hijos. Este entendimiento nos da la fuerza y determinación necesarias para perseverar a través de las dificultades de la vida y vivir rectamente.

 

 

 

 

Leave a Reply